Archivo de la etiqueta: magnetoterapia

Biomagnetismo ~ beneficios de la aplicación de imanes

Estándar

Todas las formas de vida están bajo la influencia de la fuerza magnética de los polos terrestres. Los seres vivos están compuestos por células (cada célula es una unidad eléctrica) por lo que la aplicación del Biomagnetismo en beneficio de los seres vivos es una opción sana y natural. La atmósfera que rodea la tierra contiene cargas positivas y negativas (fuerzas magnéticas) que luego de ser incorporadas a los pulmones, pasan a la sangre. Las corrientes magnéticas provenientes de la tierra y la atmósfera penetran en los músculos, en las grasas y en los huesos, fortalecen los nervios y actúan sobre todos los tejidos vivos.

En la sangre se ha logrado demostrar que los imanes pueden aumentar ligeramente su conductibilidad, y así al ionizarse mejora la circulación y estabiliza la presión sanguínea.
El campo magnético generado por imanes es inductor de impulsos eléctricos, activando de tal modo la circulación sanguínea. Los imanes ubicados en lugares adecuados permiten al organismo recuperar el equilibrio y elevar el sistema inmunitario.

El Biomagnetismo médico es una disciplina terapeutica que busca el equilibrio bioenergetico, cuya alteración tiene repercusiones funcionales producidas tanto por virus como por bacterias.
Estudia, detecta, clasifica y corrige las alteraciones fundamentales del pH (potencial de Hidrogeno) de los organismos vivos, pues al nivelar el pH, por medio del Biomagnetismo medicinal se regulan y corrigen las patologias infecciosas.
Este nuevo criterio terapéutico consigue identificar el origen o causa del desarrollo de una patología o enfermedades virales y bacterianas, asi como las disfunciones glandulares, por medio de la medicion cualitativa de los cambios del pH que los microorganismos patógenos provocan en los órganos.

Es por esto que el Biomagnetismo ha probado ser un excelente sistema para curar enfermedades que la medicina alopática da por incurables o terminales, y  para dar a las personas cuya enfermedad ya no es reversible, una calidad de vida muy superior a la que le ofrece la alopatía.

Es importante conocer esta técnica, para que a través de su sistema diagnóstico nos permita descubrir las enfermedades antes de que presenten alguna sintomatología y se puedan prevenir a mayor escala disminuyendo los desenlaces fatales que suceden cuando la enfermedad es ya detectada muy tarde para que pueda existir remisión natural.

Beneficios de la aplicación de imanes en la salud

En el caso de las quemaduras tratadas con campos magnéticos negativos, se consigue un alivio del dolor, debido a la absorción de los iones polarizados positivamente que se forman sobre la zona afectada.
El dolor crónico y otros padecimientos humanos remiten rápidamente con la aplicación de campos magnéticos generados por imanes de mediana densidad.
La aplicación de la terapia con imanes contribuye a regular la presión arterial elevada, controla la osteoporosis, disminuye las neuralgias, controla la diabetes, corrige el asma y maneja el dolor de las articulaciones.

Los imanes de campo magnético permanente (la fuerza del imán permanece activada por muchos años) tienen acción positiva sobre la circulación sanguínea, actúan en los trastornos del sistema linfático y estimulan la capacidad autocurativa de los seres vivos, además de actuar sobre los aspectos netamente orgánicos.

El Biomagnetismo también estimula la actividad mental y tiene efectos sobre los procesos neuronales.

Esta terapia de aplicación de campos magnéticos es tremendamente sencilla y se basa en lograr que las células al despolarizarlas, registren una nueva información energética neutralizando electrones de la parte afectada por virus, bacteria, hongos, parásitos, radicales libres y toxinas que originaron esa distorsión actuando para que el organismo trabaje a su nivel preestablecido y recobre la salud.

Es por ello que se insiste en que es una forma de despolarizar con efectividad, y por este medio se han identificado con certeza agentes patógenos que originan enfermedades como la diabetes, psoriasis, todos los tipos de hepatitis, paperas, sarampión, rubéola, viruela, sarna, neumonía, cáncer, cólera, migrañas, osteoporosis, artritis, sinusitis, influenza virus, toda clase de herpes, dolores musculares, fatiga crónica, ácido urico, ciática, problemas circulatorios como esclerosis múltiple y disfunciones cardiovasculares, varices, hipertensión arterial, obteniendo alivio a dolores e inflamaciones, rigidez o espasmos, depresión e insomnio,bronquitis, mal funcionamiento de tiroides, riñón, páncreas, colon, lupus, dengue, alergias, disfunciones hormonales, dolores musculares intoxicaciones, padecimientos producidos por estafilococo y estreptococo, diarreas frecuentes, estreñimiento, enfisema pulmonar, alopecia, dolor de garganta causado por el smog, y algo muy importante cura del SIDA y cáncer, alivio al estrés, y muchas otras distorsiones del potencial de hidrogeno y  toxinas que al efecto de los campos magnéticos desaparecen y hacen que el organismo recupere su estado de salud.

Si quieres más información acerca de alimentación saludable, dietas para alcanizar tu pH, orientación ó una consúlta escribe a contacto, pide una cita presencial o vía skype (usuario: Terapeuta multiespecie)

Anuncios

Biomagnetismo, Nociones generales y aplicación medicinal

Estándar

Desde que se inventó la agricultura, se domesticaron los animales y se aprendió a controlar el fuego, la humanidad empezó a separarse de la naturaleza y pensó que podía manipularla a su antojo.

Aún no se quiere entender que las actividades humanas, sobre todo a gran escala, afectan los sistemas ecológicos y el medio ambiente, y esos cambios, generalmente negativos, se vuelven contra cada ser alterando su homeostasis interna y su armonía con el medio.

Los avances científicos y el progreso de las sociedades ocurren a una velocidad tan rápida que han dejado
atrás viejos esquemas orgánicos, mentales y conductuales, donde el organismo humano, la mente y la conducta están rezagados porque no pueden evolucionar con la celeridad que requiere el mundo contemporáneo.

El desajuste entre el medio natural, el medio social, el organismo y las conductas, tienen consecuencias
psicosomáticas negativas, que se manifiestan a nivel físico como enfermedades y alteraciones conductuales.

Ante esta oscura perspectiva, es imperativa e ineludible la búsqueda de alternativas para la conservación y recuperación de la salud, tanto de quienes se enferman por excesos como de quienes lo hacen por carencias.

Es indudable la eficacia y eficiencia de las vacunas, los antibióticos y la cirugía y del potencial de la
medicina moderna; sin embargo, es necesario construir un modelo médico accesible a todos, económico,
compatible con la cosmovisión de los pueblos y sin efectos secundarios indeseables.

Actualmente, se ha acumulado un gran caudal de conocimientos sobre los aspectos relacionados con la
energía y la vida, conformando una disciplina denominada Bioenergética, la cual, aplicada a la medicina, ha
contado con valiosos aportes de físicos, químicos, biólogos, médicos y psicólogos entre muchos otros,
destacando entre ellos el Dr. Isaac Goiz Durán, quien es un pionero en esta área y ha colaborado en el establecimiento de las bases para construir un nuevo modelo médico.

El “Par Biomagnético”, considera las manifestaciones normales de los organismos dentro de un nivel energético común y a las manifestaciones patológicas fuera de él.

Esta nueva alternativa médica se basa en las propiedades magnéticas de los componentes del cuerpo humano.

Las células tienen minúsculas propiedades biomagnéticas, cada célula, tejido, órgano y sistema, así como las sustancias químicas asimiladas o desechadas producen su propia energía magnética, es por ello que los campos de energía de los diferentes órganos no permanecen estáticos sino que están sujetos a variaciones producto del estado de actividad y descanso o debido a influencias externas como son la entrada al cuerpo de sustancias en forma de comida o bebida, o la exposición a fuentes magnéticas naturales o artificiales.

El principio general en el que se basa el Par Biomagnético considera al desequilibrio del pH como causante
de la enfermedad, el cual se restablece mediante la aplicación de la energía magnética  como principal o único medicamento.

Debido a las propiedades de los imanes, a las respuestas corporales y a sus efectos es que se utilizan en medicina, actuando en el organismo de diferentes maneras:
• Estimulan los puntos de acupuntura y meridianos, es por ello que pueden ser utilizados especialmente
para aliviar el dolor.
• Influyen positivamente en las células sanguíneas debido a que magnetizan al núcleo de hierro de las
moléculas de hemoglobina.
• Aumentan el flujo sanguíneo y elevan la temperatura corporal.
• Aceleran la asimilación de sales, debido a la magnetización de los iones metálicos.
• Tienen influencia sobre los impulsos nerviosos, por lo que pueden utilizarse como anestésicos y para
controlar los ataques epilépticos.
• Propician el equilibrio entre el anabolismo y el catabolismo
• Desconfiguran los campos magnéticos de los microorganismos patógenos, debilitándolos o causándoles
la muerte, por lo que se recomienda su aplicación en el caso de enfermedades infectocontagiosas.